Desatascos, transporte de residuos, reparación de tuberías sin obra, inspección de tuberías por T.V.
Urgencias: 647 427 677 / 965 656 668
Desatascos, transporte de residuos, reparación de tuberías sin obra, inspección de tuberías por T.V.
Urgencias: 647 427 677
Blog
Servicio 24h.
Limpieza de una fosa séptica
30 Mar '17

Limpiezas de fosas sépticas: cómo lo hacemos

Definimos una fosa séptica como el contenedor donde se realiza el tratamiento de aguas residuales domésticas. Ahora bien, ¿Cómo conseguimos realizar una correcta limpieza de las fosas sépticas?

Dependiendo del estado de la fosa séptica, debemos realizar unos pasos previos para con nuestra salud y seguridad y el correcto tratamiento de los residuos hallados en dicha fosa, estos pasos previos nos ayudan con la tarea de la limpieza. Un ejemplo de estos pasos previos a seguir puede ser cortar el caudal de agua que se dirige a la fosa séptica por lo menos un día antes de que podamos proceder a la limpieza, este paso nos ayuda a que se realice la correcta decantación de los sedimentos en el fondo y que los materiales flotantes puedan dirigirse a la superficie.

Cuando nos enfrentamos a la limpieza de una fosa séptica el primer paso que debemos efectuar es abrir correctamente la tapa de la fosa, este paso debemos realizarlo muy lentamente ya que en el interior de la fosa existen gases muy nocivos para nuestra salud.

Durante la apertura de la tapa, debemos tener en cuenta que, los gases que la fosa expulsa además de ser nocivos, son altamente inflamables y podrían provocar una combustión si estamos fumando cerca o tiramos una colilla encendida a la fosa.

Una vez abierta la fosa, nuestros técnicos introducen la bomba aspiradora con el fin de succionar en un primer momento la capa superficial de la fosa, que contiene elementos grasos depositados y materiales flotantes.  Tras realizar la aspiración de la capa superficial de la fosa se introduce poco a poco la manguera de la bomba para aspirar el lodo depositado en la fosa o pozo.

A la vez que aspiramos la capa superficial, inyectamos agua para que pueda seguir subiendo el nivel de los materiales grasos y flotantes que puedan quedar en una capa menos superficial.

Eliminado en torno al 85% de lodo de la fosa séptica retiramos la manguera aspiradora y, con agua a presión limpiamos los filtros para que la propia fosa pueda reanudar el trabajo de depuración correctamente. Antes de proceder al correcto sellado de la fosa se añaden unos productos que favorecen la activación bacteriana.

Los productos biológicos que usamos son de alta calidad y se componen de bacterias, hongos y encimas orgánicas. El uso de estos productos una vez realizada la limpieza, favorecen la eliminación de olores y la disolución de grasas y costras de suciedad, a la recuperación del drenaje de la bomba, así como a evitar próximos atascos y una mejor depuración general de la fosa.

Al terminar la limpieza de la fosa séptica, nuestros operarios almacenan los residuos en una de nuestras cubas con capacidad de hasta 30.000 litros. Según la normativa oficial del estado los residuos que se obtienen tras el proceso de limpieza, deben ser  debidamente tratados con el fin de paliar el impacto que estos residuos puedan tener en el medio ambiente. En Limpieza de tubos Navarro nos encargamos del correcto tratado y transporte de los residuos extraídos. Cuando ha acabado el vaciado y la limpieza, tenemos que realizar un mantenimiento periódico de nuestra fosa, evitando así la constante subida del nivel de residuos grasos y lodo.

Desde Limpieza de tubos Navarro contamos con una gran experiencia en la limpieza y el mantenimiento de fosas, además de ofrecer siempre un servicio de rápido y de calidad.